El año pasado recordaréis que en el marco de las actividades que organizamos para celebrar nuestro 2º aniversario quisimos hacer un concierto por la noche, el mismo día que celebrábamos la comida popular. Con todas las bandas cerradas (un grupo incluso venía desde Cádiz, la FRAC), con los carteles repartidos y con todo organizado, nos vimos en la obligación de cancelar el concierto. Las exigencias del Ayuntamiento para concedernos el permiso y poder llevarlo a cabo eran imposibles de conseguir en los plazos y tiempos que teníamos.

cartel concierto 3aniversarioEste año, con la experiencia ganada el año pasado, fuimos más exigentes a la hora de organizar el concierto de celebración de nuestro 3 aniversario. Buscamos un local con las condiciones de seguridad necesarias, contratamos un seguro y nos encargamos de que todo estuviera en orden. Aún así, a cierto sector no le pareció buena idea que celebráramos una comida popular y un concierto en nuestro pueblo.

Como no podían utilizar la Ley, recurrieron al miedo. Un par de días antes de la celebración de la comida popular y del concierto (que se celebró el pasado sábado 5 de abril) apunto estuvimos de tener que cancelarlo todo, ya que el local en el que íbamos a celebrar las actividades no nos lo iban a dejar. ¿Los motivos? Amenazas de denuncias, de persecución, miedo infundado, mentiras…

Tras muchas llamadas, conversaciones con las autoridades y mucho esfuerzo conseguimos que todo saliera adelante, pues la Ley estaba de nuestra parte y no había nada que temer. Aún así, el mismo sábado por la mañana, una delegación formada por una patrulla de la Guardia Civil y otra de la Policía Local (los cuáles actuaron de una forma educada, sincera y muy agradable, todo hay que decirlo) se presentaron en el lugar de celebración. ¿El motivo? Hacer las inspecciones pertinentes, a pesar de que era una fiesta privada, y avisarnos de los problemas que se podrían causar. Evidentemente los Agentes hacían su trabajo y por eso les ayudamos en lo que pudimos, pero nos preguntamos: ¿fueron los Agentes porque tenían que ir o porque desde arriba se les ocurrió que enviándoles íbamos a estar más presionados?¿en otro tipo de actos similares son tan rigurosos, o es porque somos quienes somos? Creo que todos y todas sabemos la respuesta y con esta gente: piensa mal y acertarás.

Con todo ello, nos parece increíble que en los tiempos actuales se recurra a la amenaza, a la extorsión, a infundir miedo en la gente, a la persecución… todo ello por fines políticos, como si viviéramos aún en épocas oscuras y pasadas, pero no olvidadas. Justamente en el Pleno Municipal posterior a nuestra celebración, el alcalde nos comunicó que nos iban a caer fuertes multas por poner carteles en el mobiliario urbano y por celebrar una fiesta que, según ellos, no era privada y no podíamos hacer sin permisos (a pesar del visto bueno de la Guardia Civil y la Policía Local).

Nuestro trabajo por cambiar y mejorar nuestro pueblo, por regenerar la política actual y devolver a la gente su derecho a decidir libremente los asuntos que les concierne, nuestro rechazo de la política tradicional en la que los intereses partidistas están por encima de los intereses colectivos y sociales, nuestra apuesta por nuevas formas de hacer, de entendernos, de tomar decisiones… Todo eso les da mucho miedo a quienes llevan años aprovechándose de su cargo público para hacer y deshacer a su antojo y seguir “chupando del bote”.

A toda esta gente sólo tenemos que decirles una cosa: Nuestra fuerza de voluntad es mucho más fuerte que vuestras amenazas. Y que os quede claro, más os vale aceptar nuestra existencia y acostumbraros a nuestra presencia, porque este proceso que es Alternativa no hay quien lo pare, porque SÓLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies