El jueves 21 de mayo Alternativa por Santomera cerraba su último encuentro electoral a las puertas del Ayuntamiento entonando unos versos de Julián Andúgar, nuestro poeta (y desde hoy también profeta) más universal:

Estamos intentando / derribar esta puerta
a fuerza de cantar (…) /y para hacerles salir
a la calle, /y que miren, /y vean, / que ya es hora,
que cambien de cantar, /que cambien de cantar,
que cambien de cantar.

11350455_1051982851482082_7318125468237194222_nTres días después, la noche del 24 de mayo, el ambiente en la plaza del Ayuntamiento no tenía nada que envidiarle, salvando las distancias, al de las grandes noches de la plaza Syntagma. Al grito de «Sí se puede» una multitud celebraba un triunfo que ha arrebatado el control al Partido Popular tras ocho años de mayoría absolutista. El férreo control de una red clientelar que ha puesto todos los recursos públicos al servicio de los intereses del líder y del partido no les ha bastado. Por una vez han sido más fuertes nuestras redes de solidaridad y apoyo mutuo, forjadas a lo largo de cuatro años de resistencia numantina en la oposición, de décadas de trabajo en los movimientos sociales y el tejido asociativo de este municipio.

Se suele decir que la victoria tiene muchos padres, pero en el caso de Alternativa tiene más bien una madre coraje: la confluencia sincera construida en torno al calor de una asamblea abierta y acogedora, por encima de siglas y protagonismos. Extender este modelo participativo, llevarlo de la oposición al Gobierno, integrar y hacer protagonista a todo un pueblo de la gestión municipal: ahí está el gran reto de los próximos cuatro años.

Integrar también a la oposición. A algunos en el PP les ha faltado tiempo para tirarse del barco, para anunciar que se retiran de la política municipal y, lo que es más grave, dejar paralizada la labor de sus concejalías al día siguiente de las elecciones. Todo un ejemplo de respeto a la democracia y a sus propios votantes. Acostumbrados a los tiempos del ordeno y mando, no pueden imaginar otro cambio más allá de la revancha. Nada más lejos de la realidad: no habrá revancha, porque entre vecinos y conciudadanos no puede haber nunca vencedores ni vencidos. Adiós a los rodillos. Ni PSOE (que se deja más de quinientos votos) ni PP (que pierde más de 1.200). Los vecinos y vecinas de Santomera han votado para enterrar las mayorías absolutas y con ellas las ‘vendettas’ del pasado. Han optado por la política del entendimiento más allá de los absurdos clanes familiares que han convertido la política local en las últimas décadas en una huida hacia adelante, una carrera propagandística en la que cada equipo de gobierno tenía que prometer más que el anterior (más obras, más empleo para los suyos…) y que nos ha llevado al resultado por todos conocido: un endeudamiento millonario.

CG57mNDWQAAq2Mp

Los que han seguido nuestra trayectoria saben muy bien que no hemos llegado hasta aquí para darle simplemente la vuelta a la tortilla. La nueva política se hará en la plaza pública, sin exigir carnets y a la vista de toda la ciudadanía. En las futuras asambleas del presupuesto participativo, en los debates anuales sobre el estado del Ayuntamiento, en las mesas de contratación abiertas… hay un lugar para todos los vecinos y vecinas, independientemente del partido de sus amores o de a quién hayan votado. Los dirigentes del PP son los primeros que deben dar ejemplo. No es el momento de dejarlo, sino todo lo contrario. Bajad a la plaza y haced como ciudadanos lo que no supisteis hacer en el gobierno, escuchar a la gente y hacerla partícipe de vuestros proyectos y esperanzas.

A partir del día 14 de junio vuestra voz y vuestro voto valen lo mismo que los de cualquier vecina, porque ya no deciden PP, PSOE o Alternativa. Lo que queríamos no era cambiar el himno de un partido por el de otro, sino cambiar de copla o, como se dice ahora, de run run. Y vaya si lo hemos conseguido:

El run run es defender el bien común.
La gente sencilla,
la gente común,
la gente honrada
tenemos el poder.

Artículo publicado el domingo 7/6/2015 en el diario La Opinión. Gracias al Foro Ciudadano de la Región de Murcia por cedernos su espacio en el diario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies